>De pactos, tribunales y revoluciones ciudadanas …

>

Aunque mi intención era inicialmente no escribir nada de la clase política durante estos días de campaña electoral a las municipales, los últimos acontecimientos han provocado que me levante hoy con ganas de “guerra”.

La entrada en acción de miles de ciudadanos anónimos para protestar por como gestionan nuestros políticos nuestros problemas, para pedir esa regeneración política para poder seguir confiando en ellos, por la grave situación en que vive el país y por miles y miles de razones que han provocado que esa “spanish revolution” haya calado hondo ya en millones de corazones. Y eso ha dolido a algunos políticos de primera fila y a muchos politiquillos de segunda. Hombre no es de recibo que salga Rajoy a la palestra contestando a estos ciudadanos diciendo más o menos que nuestra clase política es de primera división, cuando día si y día no critica al propio Presidente del Gobierno de no hacer nada y sigue teniendo a Camps como candidato a la Generalitat Valenciana. Ni tampoco es de recibo que la autoridad de turno quiera acallar las bocas enviando a la policía a desmantelar una acampada pacífica en plena Puerta del Sol madrileña. Rajoy, reconozco, me caía bien. Ahora me cae como una patada en los huev….

Y hasta me alegro que este movimiento social y apartidista haya seguido en pie pese al inicial apagón mediático por parte de algunos medios de comunicación, especialmente los públicos. Y piensan seguir, eso sí, si la Junta Electoral Central no lo impide, hasta el mismo día 22 nuestro “Día D” en los municipios españoles y alguna que otra Comunidad. En Jerez, que tanta apatía ha demostrado en los últimos tiempos, ya son casi 500 las personas que se han movilizado y promete seguir sumando.

Espero que con esta revolución pacífica (no confundir con los antisistemas), estos políticos españoles tan bien remunerados, bien comidos y mejor bebidos reaccionen y den una lección de dignidad. Que los de primera línea trabajen por los españoles; y los segundones que calientan sus escaños y sólo valen para votar dejen su sillón para los que tienen ideas frescas…

También me repatea mucho mis entrañas, la actitud mostrada por nuestro encumbrado Tribunal Constitucional. Y es que cada vez entiendo menos a este Tribunal elegido por los políticos y que me hace pensar que eso de la independencia es sólo de puertas para afuera. Una vez más interfiriendo en las decisiones de los Tribunales Ordinarios de Justicia en temas que dudosamente pasan por sus fueros. Rechazar la Sentencia del Tribunal Supremo en el caso de la Coalición Abertzale Bildu ha sido la gota que ha colmado mi paciencia. Y así lo he manifestado en mis intervenciones en la tertulia Panorama, en la radio televisión pública Onda Jerez. Resulta que toda la instrucción realizada por la abogacía del Estado y de la propia fiscalía no vale para nada. Millones de Euros tirados por la borda. Si tienen la oportunidad de leer la Sentencia del Tribunal Supremo observarán la minuciosidad con que se ha llevado a cabo la instrucción, con escuchas telefónicas que lo dejan claro. Bildu debía ser ilegalizado y no debía presentarse a estas elecciones municipales: lo dice el máximo órgano jurisdiccional de la justicia española; jueces independientes, inamovibles y sometidos al imperio de la Ley. Como dice nuestra vetusta y rígida Constitución. Pero resulta que para nuestro Tribunal Constitucional dice que, los que asesinaron e impidieron que Gregorio Fernández Ordoñez se presentase a esas elecciones municipales, si pueden presentarse. Para mear y no echar ni gota…

Y para colmo, el propio Gobierno de la Nación no quiere que se critique la resolución de este Tribunal. Pues miren ustedes señores ministros, los únicos que no pueden enjuiciar las resoluciones del Tribunal Constitucional son los Órganos Jurisdiccionales del Estado. Lo dice la propia Ley Orgánica del Tribunal Constitucional. Por tanto, somos libres los ciudadanos de enjuiciar y valorar –con los datos que tenemos- la labor de estos jueces. Por cierto, ¿Por qué no se ocupa este TC a poner solución a las múltiples mutaciones constitucionales que se producen cada día? Por ejemplo, podía empezar por investigar la famosa “disciplina de partido” cuando hay que votar en las diferentes Cámaras de las Cortes Generales, cuando la Constitución señala que el voto debe ser secreto, personal e indelegable. (Art. 79 de la C.E.). Incluso podía investigar la obligatoriedad de que la estructura interna y el funcionamiento de los partidos políticos sean democráticos. Pues después de más 30 años de Constitución, esto sigue siendo un desiderátum

Y volviendo a la escena política, ¿por qué siguen jurando los partidos que no pactaran con Pedro Pacheco (Foro Ciudadano) antes de que llegue la cita electoral? ¿Se comerán sus palabras? ¿No es Pacheco un legítimo ciudadano al que la Constitución le ampara su derecho de sufragio activo y pasivo? ¿Por qué tanto rencor a quien gobernó esta ciudad porque sus ciudadanos quisieron? ¿Le gustaría a Pilar o a Maria José que se les criticase de igual forma si deciden presentarse en próximos comicios electorales? Suerte para todos y que gane la Democracia. El domingo, todos a votar.

Es que flipo cada día más…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: