Industria pierde la pista a empresas que deben devolver subvenciones

El Ministerio de Industria del gobierno de España ha perdido el rastro de tres empresas a las que concedió 14,5 millones de euros para contribuir a la industrialización de la provincia de Cádiz y que no cumplieron los proyectos previstos. Cuando ha decidido reclamar la devolución de la subvención, se ha encontrado con que las tres empresas, que tienen socios y representantes comunes, han cambiado sus representantes ante el Ministerio. Por ello, se ha tenido que utilizar el BOE para buscarlos. Lo ha detectado el Diario de Cádiz.

Las tres empresas son Cádiz Solar Center, Aquandalucía y Soluciones Tecnológicas Ambientales y deben proceder al reintegro de las ayudas recibidas y que, en total, suman 14,5 millones de euros, nada menos que casi 23.000 millones de pesetas.

Se dice textualmente en el BOE que “habiéndose intentado las notificaciones a las direcciones postales o electrónicas señaladas a efectos de notificación y no habiéndose podido practicar las mismas, en cumplimiento de lo dispuesto, por el presente anuncio, la Subdirección General de Programas Estratégicos notifica, a los interesados que se relacionan, los actos administrativos firmados por el director general de Industria, que inician el procedimiento de reintegro”.

A los tres negocios se les concede trámite de audiencia para que en el plazo de 15 días puedan presentarse alegaciones.

Sólo hace 8 meses de la convocatoria de la concesión de las subvenciones, 23 de octubre, y ya se les ha perdido la pista. Las ayudas fueron concedidas y publicadas en el BOE el pasado 20 de noviembre de 2010.

Cádiz Solar Center iba a hacer una nueva planta de producción de acumuladores hipereficientes para estabilizar la producción de energías renovables, por lo que recibió un anticipo de 3,5 millones de euros, y la idea era montar este proyecto en las antiguas instalaciones de Delphi.

Aquandalucía, constituida un año antes, iba a instalar una nueva planta industrial para revalorizar productos excedentes del sector pesquero.

La tercera empresa, Soluciones Tecnológicas Ambientales S.L, recibió una ayuda de 2,4 millones para la creación de un nuevo centro productivo de fabricación de equipos de sistemas de monitorización remota de la calidad de las aguas.

Curiosamente, todas ellas han cambiado sus órganos administradores poco antes de que se tomara esta decisión por parte del Ministerio.

Sin embargo, un rastreo básico deja constancia de la existencia de Administradores comunes entre todas estas compañías. Por ejemplo, Cádiz Solar Center tenía dos administradores solidarios: Juan de Arespacochaga y Alberto Domínguez Royo. El pasado 24 de mayo, ambos son cesados y es nombrado un nuevo administrador único: Agustín Bobo de Vega.

Aquandalucía tenía un socio único, Manuel Alejandro Dávila Ouviña y, poco después, fue nombrada apoderada Ana Isabel Fuentes Mateo. En diciembre se nombró una nueva apoderada del negocio. Poco después, su administrador único, Dávila Ouviña fue sustituido por Agustín Bobo de Vega, el mismo que tomó las riendas de Cádiz Solar Center.

Soluciones Tecnológicas Ambientales S.L, tenía un administrador único, Manuel Alejandro Dávila Ouviña. el mismo que Aquandalucía; y una apoderada, Ana Isabel Fuentes Mateo, también apoderada de Aquandalucía. El pasado 12 de mayo -coincide con el de las dos empresas anteriores-, se nombra un nuevo administrador único: Juan de Arespacochaga y Fernando Alcalá del Olmo.

Lea el anuncio publicado en el BOE:

Publicado en Libertad Digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: