Varapalo a los trabajadores de Urende

Pues seguimos sin conocer cual es el famoso Plan de Viabilidad del que todos hablaban pero que nadie conocía. Urende comenzará el próximo lunes 25 a negociar con los representantes de los trabajadores el ERE extintivo que piensa presentar ante la Consejería de Empleo, sin contar con toda la información. Un total de 16 tiendas están abocadas al cierre, quedándose la familia Sánchez-Ramade con la gestión de 6 tiendas, todas ellas andaluzas. Un total de 450 trabajadores perderán sus puestos de trabajo por el que la empresa piensa abonar no más de 20 días por año trabajado. Las negociaciones se antojan complicadas, aunque la mesa de negociación se ha equilibrado con la puesta en escena de representantes de trabajadores que no representan a ningún sindicato y que pueden ser los que más guerra presenten durante las negociaciones.

A todo esto, la empresa sigue sin hacer valoraciones, y tan sólo transciende la intención de la empresa de negociar lo más rapido posible el Ere para presentarlo antes del 31 de julio ante la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, ya que ni hay dinero para pagar el més de Julio ni en Agosto habría nadie en la Consejería para recepcionar la documentación y solicitud del ERE.

Por su parte, los trabajadores manifiestan su incertidumbre e intranquilidad ya que aunque no se han nombrado las tiendas que cerrarían, todos conocen la situación de cada una de ellas. Y la cosa pinta mal…

Recordemos que esta situación a la que llega Urende, viene precedida por el cierre de varios centros en la capital de España, donde se llegaron a abonar más de 50 días por año a sus trabajadores. Estas indemnizaciones, sumadas a la famosa compra de las acciones de Iberdrola Renovable por valor de 415 millones de euros a cargo de las cuentas de Urende, y sumada a las inversiones en el sector del ladrillo y a la mala gestión en la política de la empresa. A ello, se le suma que el cambio en la directiva de la empresa, más que mejorar en la gestión, supuso un retroceso significativo en el que más que buscar soluciones han dejado que la empresa se muera.

Recuerdo una frase muy conocida dentro de la empresa. Decía el patriarca de la familia Sánchez Ramade (D. Eugenio) que “cuando existen problemas hay que ocuparse, no preocuparse”… Su hijo Javier Sanchez Ramade, máximo exponente de Urende, la ha nombrado varias veces en las convenciones y en los panfletos internos de la empresa. Digo bien. La ha comentdo, pero nunca la puso en práctica…

Seguiremos informando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: