Lo que hay que hacer en caso de Mobbing

En todas las empresas inevitablemente se producen conflictos laborales entre la plantilla. Ahora bien, su empresa debe prestar especial atención para identificar aquellas situaciones en las que una persona ejerce una violencia psicológica de forma sistemática y recurrente (al menos una vez por semana) y durante un tiempo prolongado (mínimo seis meses) sobre otra persona en el lugar de trabajo, con la finalidad de destruir su reputación, perturbar sus funciones y lograr que finalmente esa persona acabe abandonando el lugar de trabajo. Si estas situaciones constituyen acoso laboral (mobbing), se trataría de un delito que si se denuncia puede suponer a su empresa la visita de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS).

El trabajador que sufre mobbing puede optar tanto por la vía penal para denunciar a su acosador, como por hacerlo ante la Inspección de Trabajo. Si prospera la vía penal, y si hay plena coincidencia de sujetos, hecho y fundamento entre el ilícito penal y la sanción administrativa, esta última vía se anula y el proceso continúa por lo penal. Pero si los hechos son diferentes, la ITSS prosigue con su intervención.

En el caso de que el trabajador sólo haya denunciado ante la ITSS, un inspector se presentará en su empresa sin preavisar. Si lo estima oportuno extiende un acta de infracción y si ve indicios de delito informa al Ministerio Fiscal para que valore la situación, de forma que si prospera la vía penal se anula la administrativa.

Si alguno de sus trabajadores denuncia ante la ITSS sufrir una situación de acoso laboral, tenga en cuenta que:

• El trabajador que denuncia tiene que probar que sufre mobbing (es decir, sobre él recae la carga de la prueba).

• Entre las situaciones denunciadas que pueden provocar una visita inmediata del inspector para su comprobación se encuentran: la falta de ocupación efectiva del trabajador, la realización de tareas que de forma clara e inequívoca no le corresponden, el aislamiento del empleado del resto de compañeros sin explicación lógica, etc.

• Al acosador se le considera siempre inocente hasta que no se demuestre lo contrario.

• Al tratarse de una denuncia por mobbing, el inspector centrará su atención en verificar si la empresa ha llevado a cabo la evaluación de riesgos psicosociales y si ha adoptado las medidas preventivas correspondientes.

• Es posible que el inspector, a requerimiento del denunciante, se ofrezca a ser mediador del conflicto. Usted es libre de aceptar o no este ofrecimiento.

• Cuando el inspector actúa como mediador es frecuente que proponga el cambio de puesto de trabajo de la persona sobre la que recaen sospechas de agresión o del trabajador que denuncia acoso.

• Durante la mediación también se puede optar por la extinción de las relaciones laborales.

• Si el inspector sanciona a su empresa por no haber adoptado medidas preventivas frente a los riesgos psicosociales, tenga en cuenta que si llegara a relacionar su omisión empresarial con el daño psicológico provocado al trabajador acosado, podría iniciar un procedimiento de recargo de prestaciones de la Seguridad Social.

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 818 seguidores

%d personas les gusta esto: