El Tribunal Constitucional prohíbe el uso de las cámaras ocultas para fines periodísticos

El Tribunal Constitucional, en una sentencia que ha hecho publica hoy, ha declarado «constitucionalmente» prohibido el uso de cámaras ocultas en el ámbito del denominado «periodismo de investigación». Incide además la resolución que, al margen de la eventual «relevancia pública» de lo investigado, se debe proteger el derecho al honor y a la propia imagen frente a estas prácticas.Los hechos enjuiciados se produjeron cuando, en 2001, una periodista se hizo pasar por una paciente y fue atendida en la clínica regentada por la demandante, esteticista y naturista, instalada, además, en su misma vivienda. La grabación, obtenida sin consentimiento, y en la que se produce una «plena» identificación de la demandante, fue cedida a la televisión pública valenciana que emitió un programa donde se desarrolló una tertulia sobre falsos profesionales en el mundo de salud y se publicitó la condena penal impuesta, años atrás, a esta misma persona por ejercer de fisioterapeuta sin el correspondiente título habilitante.
Ante la emisión del programa televisivo la «protagonista» del reportaje instó la adecuada protección de su derecho al honor y a la propia imagen, primero ante el Juzgado de Primera Instancia N.º 17 de Valencia y, posteriormente, ante la Audiencia Provincial; siendo su pretensión desestimada en ambas instancias al entender los tribunales que la llamada doctrina de la información neutral era plenamente aplicable al caso, en el que las declaraciones de los tertulianos estaban amparadas por la libertad de expresiónante la veracidad de lo denunciado.

 

El Tribunal Supremo, sin embargo, casó la sentencia de apelación entendiendo que se había producido la vulneración del derecho a la intimidad pero no así la del derecho al honor; indemnizando a la demandante. El Alto Tribunal consideró que, por un lado, al no mediar consentimiento expreso, la intromisión fue ilegítima y que, esta intromisión se produjo en dos planos distintos: primero mediante la grabación inconsentida y, posteriormente, mediante la emisión del programa de Canal 9, en la que la imagen de la demandante no aparecía accesoriamente a la información.

Por ello, considera el TC, el carácter «decisivo» del consentimiento de la persona captada por la cámara oculta para entender vulnerado su derecho a la intimidad y que es reprobable que, mediante el uso de estos dispositivos y mediando la utilización de una identidad «oportuna según el contexto», se acceda a un ámbito privado y se obtengan declaraciones que se hubieran logrado sin mediar este engaño.

Fuente: Lexdiario.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: