LOS ALIMENTOS ENTRE PARIENTES

LOS ALIMENTOS ENTRE PARIENTES

1.       INTRODUCCION: LOS ALIMENTOS ENTRE PARIENTES.

1.1.    Sede sistemática y consideraciones previas.

Se configura como una obligación legal de prestación de asistencia y socorro entre los cónyuges y los parientes cercanos.

Sólo vincula a algunos parientes (parientes en línea recta y hermanos) y de otro, a los cónyuges aunque no sean técnicamente parientes.

1.2.    Fundamento y vigencia actual: solidaridad familiar y política asistencial.

La obligación alimenticia encuentra fundamento en la solidaridad familiar, al menos entre los familiares más cercanos.

La política asistencial impuesta por la Constitución Española y por la existencia de un Estado Social y Democrático de Derecho conlleva a que muchos de los aspectos propios de la obligación alimenticia entre parientes han de ser desempeñados por los poderes públicos y que su satisfacción mediante cauces públicos habrá de exonerar a los familiares que habrían de atender las necesidades de quien se encontrara en situación de penuria. En la actualidad, la obligación civil de alimentos debe considerarse subsidiaria respecto de la política asistencial de carácter público. Por ejemplo: no parece lógico que quien tenga derecho a un subsidio no lo solicite y desee vivir a costa de los familiares.

2.       NATURALEZA Y CARACTERES.

La obligación de alimentos ha de ser enfocada según se está hablando de derecho de alimentos en general o de una obligación alimenticia concreta y efectiva.

El derecho de alimentos se refiere al derecho-deber latente entre los familiares de exigir o prestar alimentos de conformidad con lo establecido en el Código Civil. 

Se caracterizan por:

  1. 1.       Reciprocidad. Los familiares son potenciales acreedores-deudores de la prestación de  alimentos si se dan los supuestos legalmente establecidos.
  2. 2.       Carácter personalísimo. Solo los familiares legalmente contemplados pueden solicitar o están obligados a prestar los alimentos.
  3. 3.       Imprescriptibilidad. El derecho de alimentos es imprescriptible y puede ser ejercitado por el familiar en situación de penuria en cualquier momento.

 

La relación obligatoria alimenticia hace referencia a una obligación alimenticia establecida y concreta bien por acuerdo de los interesados o por sentencia judicial.

En este supuesto las características desaparecen: no hay reciprocidad pues el acreedor de la renta no está obligado al pago de ella. La nota de Imprescriptibilidad decae pues las rentas o pensiones vencidas no abonadas prescriben a los 5 años. El carácter personalísimo se difumina pues se pueden transmitir a otras personas al ser un derecho de crédito susceptible de negociación.

3.       LOS ALIMENTISTAS Y LAS PERSONAS OBLIGADAS AL PAGO O ALIMENTANTES.

Serán alimentistas quien tiene derecho a reclamar alimentos a cargo de cualquiera de sus familiares obligados.

Son alimentantes los obligados al pago de alimentos si hubieran de satisfacerlos.

Art. 143 CC “están obligados recíprocamente a darse alimentos en toda la extensión que señala el artículo precedente:

1.       Los cónyuges.

2.       Los ascendientes y descendientes.

 Los hermanos sólo se deben los auxilios necesarios para la vida, cuando los necesiten por cualquier causa que no sea imputable al alimentista y se extenderán en su caso a los que precisen para su educación”.

3.1.    Los alimentantes u obligados al pago: orden de prelación.

La reclamación de alimentos cuando proceda y sean dos o más los obligados a prestarlos se hará por este orden:

1.       Al cónyuge.

2.       A los descendientes de grado más próximo.

3.       A los ascendientes, en grado más próximo.

4.       A los hermanos, pero estando obligados en último lugar los que sólo sean uterinos o consanguíneos.

Entre los descendientes y ascendientes se regulará la gradación por el orden en que sean llamados a la sucesión legítima de la persona que tenga derecho a los alimentos.

3.2.    Pluralidad de obligados: el carácter mancomunado de la deuda alimenticia.

En caso de que los obligados sean varios es obvia la regla de que el más próximo excluye al más remoto.

Art. 145 CC “cuando recaiga sobre dos o más personas la obligación de dar alimentos, se repartirá entre ellas el pago de la pensión en cantidad proporcional a su caudal respectivo. En caso de urgente necesidad y por circunstancias especiales, podrá el Juez obligar a una sola de ellas a que los preste (los alimentos) provisionalmente, sin perjuicio de su derecho a reclamar de los demás obligados la parte que les corresponda”

4.       EL NACIMIENTO DEL DERECHO A LOS ALIMENTOS.

Desde el preciso momento en que el alimentista se encuentre en situación de reclamarlos y exista cualquiera de los familiares obligados al pago que cuente con medios económicos para atender dicha reclamación.

Art. 148.1 “la obligación de dar alimentos será exigible desde que los necesitare para subsistir, la persona que tenga derecho a percibirlos, pero no se abonarán sino desde la fecha en que se interponga la demanda”.

Si la reclamación extrajudicial rinde sus frutos, los alimentos pueden ser exigidos a partir de ese momento y no constituyen un pago indebido, pese a no existir demanda judicial alguna.

La reclamación judicial de alimentos ha planteado un procedimiento o vía procesal sumaria que permita al alimentista contar, de forma inmediata, con medios suficientes para atender sus necesidades perentorias. El Juez a petición del alimentista o del Ministerio Fiscal, ordenará con urgencia las medidas cautelares oportunas para asegurar los anticipos que haga una Entidad Pública u otra persona y proveer a las futuras necesidades (Art 148.3) Las futuras necesidades deben ser entendidas como las generadas desde el instante de la demanda en el procedimiento ordinario de menor cuantía.

5.       EL CONTENIDO DE LA OBLIGACION ALIMENTICIA.

El conjunto de prestaciones es muy distinto según los grupos familiares pues entre cónyuges y parientes en línea recta la obligación alimenticia se configura con gran amplitud, mientras que entre los hermanos se limita notoriamente su contenido.

5.1.    Los alimentos amplios.

Los cónyuges y los parientes en línea recta están obligados recíprocamente a darse alimentos en sentido amplio (todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica, educación e instrucción del alimentista mientras sea menor de edad y aún después cuando no haya terminado su formación por causas que no le sean imputables. También se incluyen los gastos de embarazo y parto si no estuvieren cubiertos de otro modo).

5.2.    Los alimentos estrictos.

Entre hermanos o hermanastros, solo se deben los auxilios necesarios para la vida, cuando los necesiten por cualquier causa que no sea imputable al alimentista y se extenderán en su caso a los que precisen para su educación.

Los auxilios necesarios equivalen a la satisfacción de las necesidades mínimas del hermano alimentista sin que hayan de tenerse en cuenta el caudal o medios económicos del hermano obligado a prestarlos.

7.       LA MODIFICACION DE LA PENSION.

La dependencia de la prestación alimenticia de la situación patrimonial de las partes, de su carácter propio de obligación duradera periódica conlleva que las dificultades de su determinación, cuantía o porcentaje de la pensión es esencialmente modificable.

Art. 147 CC “los alimentos se reducirán o aumentarán proporcionalmente según el aumento o disminución que sufran las necesidades del alimentista y la fortuna del que hubiera de satisfacerlos”.

En la LEC 2000 ha sido abrogado el proceso de alimentos provisionales y los juicios sobre alimentos se diferencian conforme a lo siguiente:

1.       Como regla, la reclamación de alimentos ha de llevarse a efecto a través del juicio verbal.

2.       De manera excepcional, cuando uno de los progenitores reclame alimentos al otro en nombre de los hijos menores de edad se seguirán los trámites establecidos para los procedimientos especiales relativos a la capacidad, filiación, matrimonio y menores.

La variación de las circunstancias patrimoniales del alimentista o del alimentante pueden llegar a ser de tal gravedad que llegue a determinar la extinción de la obligación alimenticia

8.       LA EXTINCION DE LA OBLIGACION ALIMENTICIA.

Causas:

1.       Por la muerte del alimentante o alimentista.

2.       Cuando la fortuna del obligado a darlos hubiere reducido hasta el punto de no poder satisfacerlos sin desatender sus propias necesidades y las de su familia.

3.       Cuando el alimentista pueda ejercer un oficio, profesión o industria, o haya mejorado su fortuna que no sea necesaria la pensión alimenticia para su subsistencia.

4.       Cuando el alimentista, sea o no heredero forzoso, hubiese cometido alguna falta de las que den lugar a desheredación.

5.       Cuando el alimentista sea descendiente del obligado a dar alimentos, y la necesidad de aquel provenga de mala conducta o de falta de aplicación al trabajo, mientras subsista esta causa.

8.1.    La muerte de los interesados.

La muerte o declaración de fallecimiento tanto de alimentista como de alimentante tienen naturaleza extintiva respecto de la obligación alimenticia, al ser personalísima desaparece desde el momento del fallecimiento de cualquiera de las partes.

Excluye a sus herederos a asumir esta obligación aunque puede darse el caso de que por relación familiar éste pudiera reclamarles alimentos. En todo caso será una nueva obligación alimenticia. Por ejemplo: el fallecimiento del alimentante de su padre. El padre puede reclamárselo al nieto.

En el caso de muerte del alimentista y dado que el pago se realiza por meses anticipados, sus herederos no estarán obligados a devolver lo que éste hubiere recibido anticipadamente.

8.2.    La variación de las circunstancias patrimoniales.

La variación de las circunstancias patrimoniales pueden ser tan graves que puede dar lugar a la extinción de esta obligación preexistente.

8.3.    La mala conducta del alimentista.

El hecho de que el alimentista lleve a cabo alguna de las conductas que son consideradas causa de desheredación por el Código Civil puede desempeñar efectos propiamente extintivos.

9.       OTRAS OBLIGACIONES ALIMENTICIAS.

Se declaran la admisibilidad de las obligaciones convencionales (en las que habrá de estarse a lo pactado y no a lo dispuesto en el código) y en la posibilidad remota de que alguien estableciera en testamento un legado de alimentos a favor de tercero sometido a los parámetros normativos de los alimentos entre parientes (caso que no parece haberse dado en la actualidad).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: